jueves, 12 de julio de 2012



 c.-Roles de los infantes en la revolución mexicana.
La edad era el parámetro para determinar los diferentes roles. En el caso de los bebés y hasta poco más de los tres años de edad no eran activos. “Acompañaban a la familia y eran cuidados por las madres que los cargaban en los rebosos”, añade Carreño King.

A partir de los cinco años se les encomendaban tareas sencillas como cuidar a los animales, acarrear el agua de los pozos a los campamentos o las tiendas, así como llevarle tortillas y comida a los revolucionarios.

Cuando los pequeños tenían entre siete y nueve años de edad, los varones se alistaban a las bandas de guerras y seguían con el cuidado de los animales. En cambio las mujeres se enfocaban a ayudar en la preparación de los alimentos y cuestiones domésticas.

Desde los 10 años, los revolucionarios comenzaban a asignar labores de guerra y entrenamiento militar. Los niños podían ya portar rifles y algunos eran enviados directamente al combate, “hecho que era considerado un honor por los menores”, afirma la autora.

La muerte en los niños era más común por enfermedad que por decesos en combates. “Vivían en condiciones muy insalubres, durante meses vivían hacinados en trenes y en campamentos, y las enfermedades eran algo muy común”, concluye la historiadora.

JOVEN REVOLUCIONARIA DERECHA Y Niño REVILUCIONARIO IZQUIERDA. El niño fue fusilado por fuerzas federales.
Niños revolucionarios como el de la foto que apenas tenían 14 años de edad, fueron fusilados por federales. Ahora el señor de las tonterías ni siquiera los quiere recordar. Pero,¿ que se puede esperar de alguien que prometió ayudar, a aquellos niños de la calle con los que almorzó tamales, y atole de dulce el mismo día que tomo posesión como presidente de México, y que pronto se olvido de ello?¡NADA ABSOLUTAMENTE NADA!
 
Espionaje, la principal tarea

Carreño King comenta que una de las funciones más comunes asignadas a los niños era el espionaje, de acuerdo a testimonios de la época y documentos históricos. “Los revolucionarios enviaban contingentes de niños a los poblados que seguían en el camino para que avisaran cuál era la situación. De avanzada iban los niños para ver si las tropas estaban por los alrededores y regresaban a dar aviso”.

“Muchos niños dejaron a su familia, se iban a pelar porque era una manera de salir y una posibilidad de irse a la aventura”, expresa la historiadora, quien reconoce que no hay cifras sobre la participación de los infantes porque no se ha estudiado a fondo el papel de los niños en la Revolución.

No solamente hombres y mujeres fueron los participantes de la revolución de nuestro país, los héroes olvidados i más importante a mi criterio fueron los niños no importaba su edad, siempre cuando fueran aptos para apoyar, como lo mencionamos anteriormente.

Como docente es importante llevar esta información a los alumnos desde un  principio para que se vayan interesando más por la historia de nuestras raíces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada